18.2 C
General Villegas
martes, 29 septiembre, 2020

Siempre hay una primera vez: se aprobó la rendición de cuentas del ejercicio 2019

El Concejo Deliberante trató la rendición de cuentas correspondiente al ejercicio 2019. Durante esta sesión se aceptó el pedido de licencia de Fernanda Bonelli y tomó juramento a Zulma Sánchez, quien ocupará su banca de ahora en más.

Por primera vez en los cuatro años de gestión del gobierno municipal de Eduardo Campana el Concejo Deliberante aprobó una rendición de cuentas. La votación fue muy pareja y finalizó 8 contra 8: los 8 ediles del bloque UCR-Juntos por el Cambio contra los 8 legisladores de la oposición (2 del Frente Renovador y 6 del Frente de Todos). El voto de presidente del Concejo, Juan José Tomaselli, fue el que desempató e inclinó la balanza a favor del oficialismo.

La oposición criticó el excedente presupuestario en gastos que consideraron superfluos y se quejaron de no poder contar con toda la documentación (comprobantes y recibos) para poder analizar en detalle cada uno de esos gastos. Obviamente, sobrevoló durante toda la sesión la sospecha de que esos excedentes presupuestarios (y algunas acciones como el cierre intempestivo de talleres culturales y deportivos) tuvieron que ver con las elecciones y los gastos de la campaña.

El oficialismo defendió la gestión del Ejecutivo. Dijo que las cuentas estaban saneadas y equilibradas, que no había rojos como en otros municipios y que todos los excedentes fueron compensados dentro del presupuesto (remarcando que es una potestad del intendente poder administrar y reasignar partidas presupuestarias dependiendo la necesidad puntual). Negaron la existencia de las irregularidades de las que hablaba la oposición y afirmaron que toda la documentación correspondiente al caso estaba disponible desde el 27 de marzo.

Despacho del Frente Renovador

La gestión Campana muestra una política de distribución de los recursos que no vemos se refleje en las necesidades y demandas de los vecinos, siendo que en el año 2019 tuvo un presupuesto ejecutado de $ 1.376.484.722 incrementado con el aporte de dinero del gobierno Nacional y Provincia de Buenos Aires.

Entre lo visado de la documentación se enumeran las siguientes observaciones:

A) EXCESOS PRESUPUESTARIOS:

Durante el período 2019, el D.E. municipal se ha excedido en las partidas presupuestarias en la suma de $25.431.209.

Vemos que las mismas no fueron debidamente justificadas conforme al expediente N: 2799/2020, girado al HCD.

A manera de ejemplo decimos que:

  • En la Secretaria de Deportes, Escuela de guardavidas, se ha detectado un exceso de más del 2000%.
  • En la Secretaria de Obras y Servicios públicos se ha detectado un exceso de más del 4000%.
  • En la Dirección de Servicios Urbanos, se ha detectado un exceso de más del 500%.
  • En la Dirección de Servicios Viales, se ha detectado un gasto sin autorización de $6.202.952,95.

B) INARCO S.A:

Hay que resaltar que el municipio en el ejercicio 2019 continúa realizando trabajos con la empresa INARCO SA siendo que la misma había sido denunciada por irregularidades y estafa en una licitación pública en el ejercicio 2016.

El fallo del Honorable Tribunal de Cuentas de ese mismo ejercicio 2016 determinó que los integrantes de la sociedad anónima de INARCO y PAMPAMIX son las mismas personas responsables, que forman además  un mismo grupo económico. El ing. Fernando Mohedano firma como  presidente en las dos empresas, simulando ser dos empresas diferentes.

No debiera el municipio seguir contratando a esta empresa que claramente estafó al municipio con evidencias y pruebas presentadas.

C) GASTOS SUPERFLUOS:

En la revisión se han detectado una serie de gastos considerados superfluos:

  • En el ticket factura 212455 del 11/06/2019 en un restaurante de la zona de Puerto madero, a las 23.12 horas, se declara un gasto de $14.312 realizado por dos agentes de prensa de la Municipalidad de General Villegas para cubrir un encuentro de UBA XXI, es decir sacar tres fotos, consumiendo alimentos como un lemon champ, brownie y alimentos y bebidas varias.

Cuando el intendente Campana habla de austeridad, transparencia debiera controlar qué clase de gastos producen sus funcionarios que terminan saliendo del bolsillo de todos los vecinos.

Estos mismos gastos se han detectado en la mayoría de los funcionarios, que los paga el pueblo, por ejemplo: Bollini, Cepa, Recalde, etc.

D) INCUMPLIMIENTO ORDENANZA 5642/15:

Declaración de utilidad pública y determinación del costo total de la obra de asfalto y cordón cuneta de la ciudad cabecera y pueblos del Partido de General Villegas.

El incumplimiento de esta ordenanza que determina el recupero de los fondos invertidos por el municipio en la obra de asfalto y cordón cuneta de la ciudad cabecera y pueblos del partido, reclamada durante los últimos tratamientos de rendiciones de cuentas municipales, trae aparejado un perjuicio al erario municipal por el actuar negligente de la actual administración Campana.

No podemos avalar una gestión como la actual que condena al distrito de General Villegas al fracaso y a la decadencia, ya que a pesar de manejar un abultado presupuesto vemos con mucha pena como, año tras año, se van deteriorando los servicios que presta el municipio, como es la salud, los servicios urbanos, los servicios viales, el deporte, la cultura, el medio ambiente, desarrollo social, en materia de viviendas, en el tema de pavimentos, veredas, en el apoyo a las instituciones intermedias, con un único indicador que crece: el gasto corriente del municipio. Esto determina un estancamiento quitándonos la posibilidad del verdadero progreso de nuestro partido.

No es posible aprobar esta rendición de cuentas viendo cómo se desperdician los fondos municipales, sin iniciativas, sin obras, sin proyección y ni siquiera la tan repetida y nombrada frase “tenemos una visión estratégica”. Estamos presenciando una realidad paralela, donde nos cuentan una historia de beneficios, servicios y crecimientos y no se refleja en lo cotidiano. No podemos creer que no sean suficientes tantos millones de pesos para llevar a cabo una buena gestión municipal. Evidentemente hay una pésima distribución y administración de los recursos y los gastos que no permiten optimizarlos y racionalizarlos para que redunden en beneficio de la comunidad.

Despacho del Frente de Todos

En relación al presupuesto de gastos se evidencia una subejecución en dos áreas de gobierno: la Secretaría de Obras y Servicios Públicos y la Secretaria de Seguridad. Se resalta la primera porque la subejecución de esta área se traduce en la pérdida de la capacidad de hacer por parte del municipio.

Estas dos áreas son muy sensibles para la comunidad, ya que son reiterados los reclamos de los vecinos y vecinas por el tema de Seguridad. General Villegas ya no es el mismo de antes.

En Obras Públicas, lamentablemente, tenemos que decir que no nos sorprende, ya que claramente el hacer obras para este gobierno no es una prioridad. Lo demostró durante los últimos 4 años, en donde tenían todo el apoyo provincial y nacional para poder materializar obras de importancia. Y todos sabemos que no pasó nada. Todavía no hemos visto, después de 4 años, ningún proyecto importante concluido por esta Secretaria, no sabemos qué hace, no sabemos para qué está. Una lástima que un área tan importante y con tantas cosas para hacer por los villeguenses esté tan dormida.

Los recursos del Fondo Educativo del año en estudio fue de $57.634,094.40, un número importante que no se reflejó en grandes obras edilicias y, en consecuencia, tampoco el 60% de ese fondo se destinó a infraestructura. Lamentamos que para este gobierno la calidad educativa en relación al confort de los alumnos en las aulas no sea importante y que los recursos educativos sean redireccionados a cubrir gastos corrientes.

Vamos a señalar algunas irregularidades que observamos en el manejo de fondos públicos:

1- Subsidios de Acción Social Directa, más de 22 millones, una gran cantidad de dinero que se utilizó en ayuda social, esto es ayuda económica para alquileres, tarifas de electricidad, viáticos, traslados, entre otros, que no pueden corroborarse con la documentación respectiva, ya que no contamos con la discriminación del gasto ni los comprobantes correspondientes. Lo que provoca serias dudas de cómo se gastó ese dinero, más aún en un año electoral.

2- Viáticos por parte de distintos secretarios de gobierno sin la rendición y recibos en el mismo expediente. Ello provoca la imposibilidad de controlar, atento la cantidad de documentación y cajas.

3- La Escuela de Guardavidas arrojó un gasto de $1.150.000 por 19 alumnos que sólo 6 eran del Partido de General Villegas. Es decir que se gastó en capacitaciones para personas de otros municipios la suma de $786.842, suma de dinero que no teníamos, situación que se comprueba en la Ordenanza de Excesos Presupuestarios, dónde se solicita la convalidación de $823.818,61 para este programa.

4- El 30 de octubre de 2019 (a 3 días de realizadas las elecciones) el intendente dispuso el cierre intempestivo de los Talleres Culturales, talleres que se financian con el Fondo Educativo de 57 millones. Informaron a la comunidad que la decisión era motivada en la situación económica que sufría el país y la falta de certeza de que se giren los fondos provinciales y nacionales comprometidos con anterioridad para los últimos meses del año. Sin embargo, consultado al Ejecutivo sobre los fondos recibidos durante los meses de noviembre y diciembre de 2019, respondió que se recibieron los previstos. A la par de ello, hay un exceso presupuestario de 25 millones de pesos. No se entiende cómo no se pudo financiar el último mes de la actividad cultural y deportiva de 2 millones de pesos cuando tenemos un presupuesto educativo tan grande y un exceso presupuestario de 25 millones.

Una vez más observamos una gestión desprolija, que no deja huellas de lo que hace, que no quiere rendir cuentas de los gastos de sus secretarios/as, que no hace obras, que no hace viviendas, que comete irregularidades con proveedores, una gestión a la que pareciera que todo le da lo mismo.

Y una vez más, desde nuestro espacio pedimos, solicitamos y exigimos, más claridad y más transparencia.

Despacho de UCR-Juntos por el Cambio

  • En la Ordenanza 5997/19 de Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos para el ejercicio 2019, el cálculo de recursos se estimó en 1.102.819.024,54 pesos. El mismo se vio incrementado en 273.665.697,60 pesos, determinando que la estimación definitiva fuera de 1.376.484.722,14 pesos.
  • Los recursos efectivamente ingresados (ejecutado 2019) ascienden a 1.291.275.937,23 pesos representando el 0,85% menos que el cálculo de recursos vigente.
  • Los recursos efectivamente percibidos durante el 2019 evidencian una disminución respecto de los recursos  presupuestados, debido  a una baja de más de 18 millones de pesos en la tasa vial y 5.400.000 pesos correspondiente al Convenio “Asfalto”, que se encuentra rendido y ejecutado en su totalidad, adeudando el Ministerio de infraestructura dicho monto.
  • Los ingresos provinciales aumentaron en un 0,65% respecto de lo presupuestado.
  • La Coparticipación registró un incremento de 28,96% respecto del año anterior.
  • El fondo educativo se incrementó en 17 millones de pesos respecto de lo presupuestado, siendo utilizado mayoritariamente en la mejora de la infraestructura escolar, realizando intervenciones en más de 45 instituciones y atendiendo las emergencias que se presentaron ante las contingencias climáticas.
  • En relación al presupuesto anterior los recursos percibidos durante el 2019 evidencian un aumento del 26,69%. De esos recursos vigentes 1.121.633.228,60 pesos son de libre disponibilidad y 215.432.105,75 pesos afectados.
  • El rubro remuneraciones del personal fue del 57,50% del gasto total ejecutado. El Municipio pudo resolver los distintos escenarios que se le presentaron, en un contexto inflacionario, con eficacia ya que nunca se atrasó en el pago de salarios, y atendió los reclamos, realizando negociaciones entre las partes involucradas, gremios y municipio, donde se tuvo en cuenta no sólo el salario sino también lo acordado en el Convenio Colectivo de trabajo. Año a año se trabaja para mejorar las condiciones laborales de todos los empleados municipales, incorporando al personal a planta permanente de manera paulatina, como se acordó con los dos gremios municipales, terminando con el abuso que se hacía en ese aspecto.
  • Los excesos presupuestarios fueron compensados con economías realizadas en el mismo presupuesto, como lo estipula el art 67 de la Ley Orgánica de las Municipalidades y el art. 40 del Decreto provincial 2980/00.RAFAM.
  • La deuda consolidada al cierre del ejercicio es de 38 millones aproximadamente, generando un compromiso muy poco significativo en un presupuesto de más de 1.300 millones de pesos.
  • Las licitaciones públicas con un sólo oferente fueron giradas al Honorable Concejo Deliberante según lo estipula el art 155 de la Ley Orgánica de las Municipalidades,  siendo aprobadas por la mayoría de los Concejales.
  • Las compras y gastos se realizan teniendo en cuenta los procedimientos legales vigentes garantizando la transparencia y conveniencia de los intereses municipales, todas ellas visadas por el Honorable Tribunal de Cuentas.
  • Respecto de los gastos, el municipio generó un sistema económico financiero sustentable en el tiempo que permitió afrontar las crisis hídricas de los años 2016/17, sin crear un endeudamiento, ni extralimitándose en sus posibilidades, como otros municipios de la cuarta sección electoral.
  • El resultado de los art.43 del RAFAM (Resultado presupuestario)  y 44 (Resultado ejecutado) es positivo, demostrando un comportamiento muy saludable.
  • Las cuentas del municipio son equilibradas, no encontrándose inconsistencias ni irregularidades.
  • Los recursos se utilizaron atendiendo las emergencias y las urgencias con objetivos claros, priorizando el bienestar de todos los vecinos del partido de General Villegas.