22.7 C
General Villegas
miércoles, 26 enero, 2022

Sol Fernández: «No podemos, en plena pandemia, pagarles un sueldo tan bajo a los médicos»

La concejal del Frente de Todos disparó duro contra la gestión municipal y el manejo que se hace del área de Salud. Denunció que el pasado 30 de diciembre se finalizó el contrato de una médica que fue a pedir un aumento. «Hay médicos que tienen un sueldo básico de 400 módulos, que son un poco más de 100.000 pesos; mientras que el director del Hospital cobra de básico 900 módulos más un adicional de 900 módulos por actividad exclusiva, o sea más de 400.000 pesos», afirmó.

Luego de la lectura de los dictámenes de cada uno de los bloques durante la 1° sesión extraordinaria del año -en la que se trató y aprobó el presupuesto 2022-, y antes de la votación de los ediles, Sol Fernández hizo uso de la palabra y lo que dijo generó impacto porque está relacionado con un tema muy sensible para General Villegas (y más en pleno rebrote de pandemia): la salud.

En primer lugar la presidente del bloque del Frente de Todos explicó las razones de por qué su partido político acompañaba el presupuesto 2022 (que finalmente fue aprobado) a pesar de ser muy críticos con el oficialismo: «Este bloque no aprueba este presupuesto porque esté de acuerdo con la gestión del intendente Campana. Lo aprueba porque no puede traerle más problemas a los villeguenses con un presupuesto desactualizado, y porque somos una oposición constructiva y sabemos muy bien que es de vital importancia un presupuesto para la administración pública municipal. De ahora en más, presupuesto aprobado, todos los problemas de los villeguenses que no resuelva esta gestión van a ser por su ineficiencia o por su falta de voluntad política. Cuando a un vecino no le arreglen una calle, cuando no reparen los baches del asfalto, cuando le nieguen un medicamento a una persona, un traslado o un alimento, cuando no adjudiquen terrenos no va a ser porque la oposición les negó el presupuesto, va a ser porque no desean hacerlo. La responsabilidad recae 100% sobre el oficialismo, que tiene el mandato de gobernar hasta el 2023», argumentó.

Acto seguido se metió de lleno en el tema salud, y acusó al gobierno de Campana de haber destruido el sistema sanitario: «Salud representa el 35% del total presupuestado. Hoy por hoy todos valoramos la inversión y los gastos en salud porque, producto de la pandemia, aprendimos que primero está la salud sobre todas las cosas. Sin ella no podemos tener calidad de vida. De nada nos serviría un terreno sin salud, o un trabajo sin salud. Esta gestión de gobierno ha destruido el sistema público de salud en General Villegas y no nos referimos solamente a cuestiones de infraestructura, como la falta de mantenimiento que existe en el Hospital que se llueve cuando hay tormenta o al estado deplorable que tiene el Centro de Atención Primaria de Salud de Piedritas. También tiene que ver con la calidad de salud brindada por nuestro nosocomio local ante el estrés diario que se vive no solo por la situación epidemiológica, que adelantó la decadencia, sino también por el mal clima laboral que atraviesa el recurso humano y la falta de personal médico que las distintas áreas vienen sufriendo desde hace años, como es el caso de pediatría, SAME y las guardias médicas», señaló.

En este mismo sentido hizo una dura acusación referida al reciente despido de un médico (en realidad es una médica) de nuestro Hospital Municipal: «Como si fuera poco, luego de ver una gacetilla de prensa de donde la Municipalidad de General Villegas convocaba a médicos generalistas para sumarse al plantel, llega el 30 de diciembre y dan por finalizados algunos contratos en el Hospital Municipal, específicamente en relación a un médico en particular. Un médico que tomó la decisión de venir a formarse a nuestro Hospital, de venir a radicarse a nuestra ciudad, de apostar por un sueño que es desarrollarse profesionalmente, tener una familia y una buena calidad de vida. Después de haber invertido en la formación de ese profesional, el 30 de diciembre de este año que pasó dan de baja ese contrato de trabajo. ¿Saben por qué? Por pedir una mejora salarial. Hay médicos que tienen un sueldo básico de 400 módulos, que son un poco más de 100.000 pesos. No podemos, en plena pandemia y con el agotamiento que tienen los médicos, pagarles un sueldo tan bajo, mientras que el director del Hospital cobra de básico 900 módulos más un adicional de 900 módulos por actividad exclusiva, o sea más de 400.000 pesos. Y el director de Recursos Humanos, que es aquel que toma la decisión de dejar sin trabajo a la gente y dar de baja los contratos, cobra también 900 módulos, o sea más de 200.000 pesos. Y a un médico que trabaja más de 60 horas semanales se le está pagando 103.000 pesos. Es una vergüenza. Eso ha hecho que se deteriore el sistema público de salud. Hoy hay gente que plantea que no tiene seguridad de ir al Hospital ante una emergencia. ¿Cuándo pasó eso?».

Pero eso no es todo, la concejal del Frente de Todos siguió arremetiendo contra el área de Salud y pidió la creación de una Secretaría: «Hay colas afuera del Hospital Municipal haciendo testeos con 35 grados de calor. Hay gente con dolor de garganta, con dolor de cabeza, con cansancio corporal, a la intemperie, sin ninguna carpa, sin nada planificado. Esa es una cosa que siempre este bloque ha recalcado: no hay una política sanitaria pensada. Por eso es de fundamental importancia, y espero que este año lo podamos lograr en este Concejo, tener un secretario de Salud. El secretario de Salud planifica la política sanitaria local y entonces puede prever estas cosas. Mientras los médicos se dedican a atender a los pacientes, el secretario piensa, investiga, pide fondos, coordina con otros municipios. Nosotros eso no lo tenemos y cada año hace más falta tener un secretario de Salud. ¿Por qué destruyeron el sistema sanitario? Por la baja recaudación cuando entró este gobierno que diezmó el sector de obras sociales, por la falta de planificación e inversión al no tener un secretario de Salud, por los bajos salarios, por el maltrato laboral y por dejar que toda la infraestructura de estos establecimientos sanitarios se venga abajo. Esto es preocupante y parece que el intendente no escucha o no lo ve. Quizás nosotros en algo podemos colaborar si trabajamos juntos para modificar el organigrama municipal y crear una Secretaría de Salud. No va a ser un gasto, sino una inversión para toda la comunidad», concluyó Fernández.