19.8 C
General Villegas
viernes, 25 septiembre, 2020

Susana Brime: «Hoy hay una pequeña ruptura, pero esperamos conciliar posiciones»

La ex concejal reconoció las desavenencias entre una buena parte del Movimiento San Martín y el concejal César Julián. No obstante, fiel a su estilo conciliador, no cerró la puerta a una futura reconciliación. ¿Habrá vuelta atrás? 

Desde hace un tiempo a esta parte el Movimiento San Martín está atravesando un sismo interno provocado por el «alejamiento» del concejal César Julián que, si bien nunca dejó de pertenecer al MSM, parece que está más cómodo trabajando junto a su par Verónica Zallocco que a los referentes del espacio político que lo catapultó a ocupar una banca en el Concejo Deliberante.

Sabido es del acercamiento entre César Julián, Verónica Zallocco y Horacio Pascual, del Frente Renovador. Actualidad ya había dado la primicia el pasado 22 de febrero con la nota «Pascual le suelta la mano a Alegre y se acerca al Frente de Todos Villegas» .

A partir de allí Julián ha llevado a cabo un intenso trabajo de territorio y desde el propio Movimiento San Martín empezaron a mirarlo de reojo, ya que su alejamiento implicó que una porción de militantes se vaya con él.

Fiel a su estilo conciliador, Susana Brime (ex concejal y actual referente del Movimiento San Martín) se refirió al hecho, tratando de dejar siempre una puerta abierta ante una posible reconciliación.

Desde los estudios de FM Actualidad, Brime dio su versión de los hechos:

«Se firmó una alianza con el Frente de Todos y fue una opción de poder ir todos juntos. Me refiero a todos los espacios del Justicialismo unidos en un proyecto colectivo. Porque cuando hablamos de espacios políticos hablamos de proyectos colectivos. Nadie llega solo, sino que llegamos todos juntos. En ese proyecto colectivo se puede encontrar la diversidad: no todos somos iguales, todos tenemos distintas formas de gestionar y de plasmar nuestras ideas. Ahí está lo rico: se trata de sumar ideas, experiencia y proyectos. Todos los espacios del Justicialismo fuimos unidos para integrar el Frente de Todos», afirmó la ex concejal.

El Frente de Todos está comandado, sin duda alguna, por Sol Fernández. Ella es la jefa de la oposición y acumula algunos pergaminos para ocupar ese cargo: es la última candidata a intendente del Frente de Todos, es la presidenta del PJ local, es la presidenta del bloque de concejales, es la jefa de ANSES y es la elegida por Pablo Zurro, jefe comunal de Pehuajó y hombre fuerte de la Cuarta.

Es justamente alrededor de la conducción de Fernández donde se produjo el quiebre. Y así lo explicó Brime: «Firmar una alianza no significa escuchar la voz de una sola persona. En absoluto. Ningún espacio perdió su individualidad. El Frente de Todos nos cobija. Y cuando digo Frente de Todos no digo que el Frente de Todos sea La Cámpora, como se dijo en algún momento. El Frente de Todos somos todos los espacios del Justicialismo. Obviamente que la referente es Sol Fernández, pero eso no significa que ella se introduzca en el Movimiento San Martín y dirija nuestro espacio. Eso nunca pasó. Al contrario, nosotros tenemos total libertad de acción y de debate de ideas. Nos sentamos y debatimos ideas. Muchas veces no coincidimos y otras tantas ofrecemos alternativas de solución. Lo bueno de esto es trabajar todos juntos y eso no significa arrodillarnos ante nadie».

«Cuando salís de un espacio, como el Movimiento San Martín, y llegas a representarlo, lo hacés por el esfuerzo de mucha gente: de militantes que han caminado las calles, que han tratado de hacerle saber a la gente cuál era el proyecto político que te iba a llevar a ese lugar. De alguna manera te debes a tus militantes, a tu espacio y a ese referente que te dio un lugar», disparó Brime por elevación.

«La banca es del concejal, pero cuando uno se forma en un espacio responde a ese espacio. Cuando vos te alejas de ese espacio, como hizo este compañero, solo te debes a una porción y no a la totalidad de los militantes. Te vas alejando del espacio que, en algún momento, te dio un lugar. Me parece importante señalar que no es tiempo de conflictos ni de juzgamiento, creo que todo tiene que pasar por la vía del diálogo, tenemos que sentarnos a dialogar y acortar nuestras diferencias. A cada uno de los jóvenes que se formó en el MSM se le dio la oportunidad de ocupar un lugar y ese el objetivo de los espacios: formar gente joven que luego se desenvuelva y continúe por ese camino», añadió Brime.

La ex concejal es la representante del Movimiento San Martín en la mesa política en la que se sientan los referentes de los espacios que conforman el Frente de Todos. Y Brime reivindicó la tarea de esa mesa: «Cuando uno está en una mesa política está encontrándose con otros referentes y está hablando de los problemas reales de la gente, está buscando alternativas de solución en conjunto. Yo participo porque tenemos ese lugar, nos dieron un lugar. El frente de Todos nos deja dialogar y debatir. Obviamente muchas veces no pensamos igual, pero eso es lo rico. Sería bueno que todos los que levantamos las banderas del Peronismo trabajáramos juntos», argumentó.

De todas maneras César Julián sigue, por el momento, formando parte del MSM. Y es por eso que Brime tendió puentes para una futura reconciliación: «César sigue en el MSM y sigue haciendo trabajo de territorio. Lo que sucede es que ese trabajo de territorio lo está haciendo con una porción que no es la mayoría. Obviamente me gustaría que estuviésemos todos juntos. Yo he ido por ese diálogo, por ese debate de ideas, pero cuando las ideas chocan y no hay forma de reconciliarse… Yo quisiera mirar a futuro. Hoy hay una pequeña ruptura, pero esperamos conciliar posiciones. Es mi deseo personal», aseveró.

El papel de Ernesto Segretín

«Ernesto siempre fue alguien que, por su vocación de servicio, nos enseñó mucho. Él te vuelve al camino, es un gran componedor, es un gran mediador. Para mí es el gran mentor. Si bien está fuera de la conformación de todo espacio político, él nos acompaña cuando le vamos a pedir ayuda e ideas. Es una persona a la cual admiramos y le tenemos muchísimo respeto. Nos gustaría que volviera a la política, a la cual él ama y conoce», concluyó.