10.3 C
General Villegas
domingo, 16 mayo, 2021

Valeria Pennacino: «La Ley de Etiquetado es buena; la idea es que todos sepamos qué estamos comiendo»

Actualmente se está discutiendo en la Cámara de Diputados un proyecto de Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos, que ya fue aprobado en el Senado casi por unanimidad, por lo que se trata del último paso para avanzar en una legislación fundamental para la salud pública, capaz de transformar la vida cotidiana de todos.

¿De qué se trata? Esta Ley obliga a todos los productos no saludables a llevar un sello de advertencia visible y claro. Los sellos, de forma octogonal y con fondo negro, identifican los excesos en azúcares, sodios y grasas, siguiendo los parámetros nutricionales de la Organización Panamericana de la Salud.

La mala alimentación es una de las principales causas de Enfermedades Crónicas no Transmisibles, como la diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otras. Son justamente los sectores más empobrecidos los que quedan más expuestos a las dietas insalubres. La diabetes, por ejemplo, crece en modo exponencial entre los niños y niñas de los sectores populares.

Por supuesto que ni ésta, ni ninguna Ley por sí sola, van a modificar de un día para el otro inequidades tan estructurales en el acceso a una dieta saludable. Pero está comprobado que el etiquetado de advertencia ayuda a modificar los hábitos alimentarios en pos de una dieta saludable en todos los sectores socioeconómicos.

«La Ley de Etiquetado es buena no sólo para los nutricionistas, sino también para los consumidores, porque aparte del control de rotulado de alimentos, también abarca el control de las publicidades y tiene un proyecto de escuelas saludables», le dijo a ACTUALIDAD la Licenciada en Nutrición, Valeria Pennacino.

Y agregó: «La idea es que toda la población sepa qué estamos comiendo, qué tienen los alimentos; y que la llegada a ellos sea con la mayor información posible».

«La ley se va a basar en unos octógonos de color negro en la parte del frente de los alimentos, donde va a declarar alto en grasa, o sal, o azúcar, para que uno tenga más rápido la imagen del producto que va a comprar para después consumir. A veces, la información nutricional es tan poco clara o es tan difícil de entender, la letra es tan chiquitita, que no llegás a saber qué tiene el alimento, con qué está preparado», añadió la Licenciada en Nutrición.

Actualidad: Qué importante es la educación nutricional…

Pennacino: Es fundamental. Hoy sabemos que más del 60 por ciento de la población tiene sobrepeso y obesidad; y en las escuelas lo vemos cada vez más. Este último tiempo, con la pandemia, los casos han aumentado, con los chicos encerrados, comiendo, sin actividad física. La verdad que la obesidad es una enfermedad que está difícil de parar.

A: Estar sentados frente a una pantalla, con la virtualidad, ¿hace que los chicos no se alimenten bien?

P: La realidad es que se aburren en sus casas y comen. Y además se dio que las familias también han quedado más tiempo en sus casas y se cocina más. Cambiaron los horarios, sobre todo en el principio de la pandemia; y eso llevó a mucho más aumento de peso en chicos y adultos también.

A: ¿Cuál es la recomendación para los papás de aquellos chicos a los que cuesta ordenarles la rutina?

P: Es fundamental establecer horarios y tratar de comprar alimentos más sanos. Más frutas, verduras, yogures. Se pueden hacer snacks de galletitas con frutas o verduras, licuados; y tratar de no comprar tanta cantidad de otro tipo de alimentos. Uno nunca dice que no hay que comer galletitas dulces, lo que sí se pide es que no coman tanta cantidad. Es preferible hacer una torta en casa, que es más sana. Pero si nos comemos toda la torta estamos en la misma.

A: Cuesta mucho más moverlos además…

P: La verdad que sí. Por suerte estamos en una ciudad donde al aire libre podemos estar, obviamente no en grupo, pero salir a dar una vuelta o estar en un patio haciendo alguna actividad. Uno puede implementar con los chicos saltar a la soga, bailar, hacer algún ejercicio en la casa… como lo hemos hecho todos al principio de la cuarentena. Obviamente demanda más tiempo a los padres, pero hay que ayudarlos un poco de esa forma a los más chiquitos, hay que estar con ellos. A los adolescentes también los afectó muchísimo. Es una edad muy especial y estar encerrados tuvo incidencia. Por lo menos en el consultorio se ve.

A: ¿Es un tema que te han consultado mucho?

P: Sí, cuando se levantó la cuarentena hubo mucha consulta. Ahora está más tranquilo porque uno pide que se queden más en casa. Yo además atiendo en el Hospital y se consulta muchísimo por diabetes y obesidad, tanto en adultos como en chicos.  Te diría que es el 95 por ciento de la consulta.

A: ¿Qué alimentos nos mantienen con las defensas altas, para este momento que estamos viviendo?

P: Hay que comer variado. Cuanto más variado uno pueda comer, mucho mejor para nuestro organismo. Más allá de comer fruta y verdura, lo más importante es tener variedad de eso. Sabemos que la vitamina D tiene una función muy fuerte con las defensas, con la respuesta inmunológica; y vemos por todos lados que hay que ponerse un poquito más al sol. La vitamina C, que encontramos en la naranja, la mandarina, la cebolla… es fundamental para nuestras defensas también. No va a evitar que tengamos un resfrío, pero nos mejora nuestras defensas. Incluir muchas legumbres en la alimentación, que por ahí a veces las tenemos un poco olvidadas; y tratar de respetar los horarios. Cada una hora y media no tenemos hambre, eso es porque estamos aburridos o tenemos un antojo. Establecer nuestro desayuno, almuerzo, merienda, cena, que van a permitir que uno coma más ordenado.

Ley de Etiquetado: Datos

En Chile está en vigencia desde 2016 y los resultados allí muestran que el 68% de las personas cambiaron sus hábitos alimentarios, mientras que el 20% de las industrias modificaron sus productos; además, el consumo de bebidas azucaradas bajó casi un 25%, y se demostró que un 48.1% de los consumidores compara la presencia de sellos a la hora de comprar, publicó ámbito.com al respecto.

Y agregó que un reciente artículo sobre el impacto de la ley en Chile, publicado por la revista científica Food Policy, asegura que -18 meses después de la implementación del etiquetado-, no se advierten impactos ni en el empleo ni en el promedio de los salarios reales. Además, el Senador Chileno Guido Girardi expuso ante nuestra Cámara en días pasados, y confirmó que las exportaciones del vecino país no disminuyeron tras la implementación del etiquetado.

A su vez, es falso que esto perjudique las exportaciones, dado que para exportar cualquier producto la compañía debe envasarlo con la reglamentación del país en donde será consumido, continúa el medio.

Y sostiene que lo que se demuestra, por el contrario, es la enorme capacidad de adaptación de la industria alimentaria; en tal sentido, esta ley termina generando un incentivo para la reformulación de productos más saludables. De hecho, el Presidente de Nestlé Chile afirmó recientemente “La ley es algo interesante, innovador y ha sido exportado. Por lo tanto, no es algo malo”.

Por otra parte, también existen otras voces en el mundo de la producción de alimentos que se benefician con la normativa. La Federación Nacional de Mercados Frutihortícolas, se posicionó fuertemente a favor del Etiquetado Por todo esto, es imperioso que la Cámara de Diputados apruebe la Ley de Etiquetado frontal de alimentos, con el sistema de sellos y con el perfil de nutrientes que ya tuvieron media sanción en el Senado. Sería un paso hacia una sociedad más saludable e igualitaria, concluye el medio capitalino.