18 C
General Villegas
lunes, 18 enero, 2021

Ya ni siquiera esperan a que llegue la noche: Entraron a robar a plena luz del día

Lorena Volpatti es otra víctima de la inseguridad. Ingresaron a su casa de calle Alberti (casi esquina Mitre) y le robaron el celular. Hasta aquí nada fuera de lo común. Lo realmente llamativo es que el ladrón entró a robar a plena luz del día (eran las 10 de la mañana), cuando en la vivienda estaban los dos hijos de Lorena.

«Salí de mi casa para hacer mandados. En mi casa quedaron mis dos hijos, uno durmiendo y el otro estudiando. Nosotros vivimos atrás, adelante está la casa de mi mamá. Tenemos la costumbre de dejar la llave afuera porque es una puerta que la abrís únicamente con la llave. Cuando volví a las 10, mi hijo me preguntó si era yo la que había entrado hacía un momento atrás. Miré la mesa donde había dejado el celular cargando y no estaba. Ahí empezamos a atar cabos. Él habló, pensando que era yo la que había entrado, y entonces el chorro salió corriendo. Solo llegó a agarrar el celular. Afortunadamente no les pasó nada a mis hijos, pero te queda la sensación de inseguridad», explicó Volpatti.

«Obviamente ahora tomamos otros recaudos: la llave ya no queda más afuera, empezamos a cerrar con candados las rejas. ¿Qué está pasando que a las 10 de la mañana, en plena luz del día, mientras estamos trabajando o haciendo nuestras cosas, te entran y nadie ve nada? Agradezco que a mis hijos no les pasó nada. No hay nada de valor en casa, pero es esa sensación de perder la confianza. Gracias a Dios no faltó nada más. Fui a radicar la denuncia pero uno sabe que no va a llegar a nada. No tengo nada contra la policía, sino que es el mismo sistema el que está mal. No hay medidas que resguarden al laburante, parece que defienden más al delincuente. Sabemos cómo son las leyes: si son menores de edad entran por una puerta y salen por la otra y no pasa nada. Es una medida más de fondo la que necesita nuestro país», agregó.

«Desde los dos años y medio vivo en este barrio. Nunca habíamos vivido cosas así. Hace unas semanas robaron una moto a una vecina de acá a una cuadra y media, después robaron otra moto a la vuelta. A una vecina le robaron una bordeadora y no sé qué otras cosas. Vienen pasando este tipo de cosas. No sé cuál es la medida que uno debería tomar: si poner alarmas o instalar cámaras. A todos les aconsejo que extremen cuidados y no se confíen porque estas cosas te pasan en dos minutos», concluyó.