19.8 C
General Villegas
jueves, 17 octubre, 2019

“No es para dar por pensado sino para dar a pensar”

Evita también es un planeta

Fuentes: Fermín Chávez y Enrique Oliva (*)

En vísperas del centésimo aniversario del nacimiento de “Nuestra Señora del Bien Hacer”, recordamos el 25 de abril de 1950.
En esa fecha el director del observatorio Astronómico de La Plata, anunció que había resuelto bautizar con el nombre de EVITA un pequeño planeta descubierto en la noche entre el 3 y 4 de agosto de 1948 por personal de dicho observatorio.
“Que brille para la eternidad, decía la resolución, el astro identificado con ese nombre, que es bandera de esperanza entre los humildes de la patria y promesa por la trascendencia de su obra”

Un pequeño planeta que brilla en el firmamento recibió el nombre de “Evita” por decisión de sus descubridores, los científicos y técnicos del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de La Plata en 1948. Efectuadas las comprobaciones del caso, fue reconocido y registrado por la Unión Astronómica Internacional, máxima autoridad mundial, que oficializa los descubrimientos astrales.
La historia de este logro argentino puede verse en la publicación del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de La Plata, editado en 1951 bajo el título “DE CERES A EVITA – Un siglo y medio de descubrimientos de planetitas”. Allí se puede leer:

“En la noche del 3 al 4 de agosto de 1948, los auxiliares del Departamento de Astronomía, Juan Macluf y Carlos Rogati, cumplían el encargo de la obtención de una placa con dos imágenes del planetita Gunhild.
Examinada la placa con la cámara del Anteojo Astrográfico de 842 mm, el jefe del Departamento profesor Miguel Itzigsolin, además del planetita buscado, estableció la presencia de otro”.
Continuaron así complicados procesos de investigación con la participación de diversos científicos del Observatorio.
Al fin, terminado todos los estudios confirmatorios de la existencia de un pequeño planeta hasta entonces no identificado, la documentación fue enviada a la Unión Astronómica Internacional para obtener su reconocimiento y registro.
De acuerdo a normas internacionales preexistentes, “el observatorio que haya suministrado el primer conjunto de posiciones que permita el cálculo de una órbita (y en este caso, además la ha calculado), tiene derecho de proponer el nombre definitivo del astro”. Provisoriamente se lo identificó como “1948 P A”.
El nombre asignado es definitivo e irrevocable y no podrá ser negado o destruido como ocurrió con tantas de las obras de Evita, que merecieron el agradecimiento de los humildes. También es un homenaje al General Juan Perón, que apoyó las investigaciones astronómicas en el país, bajo el asesoramiento del investigador en física nuclear y astrónomo Padre Jesuita Juan l., Busolini.

Nota: “Ceres” (divinidad griega de la agricultura) es el nombre adjudicado al primer pequeño planeta o astro, descubierto en 1801 por el astrónomo José Piazzi del Observatorio de Palermo (Italia).
Estos planetas son cuerpos celestes que giran alrededor de una estrella y que se hace visible por la luz que refleja, en particular los que giran alrededor del sol, como “Evita” y la mayoría de ellos.

Es bueno recordar también a Miguel Itzigsohn (Bélgica, 1908 La Plata, 1978) otro astrónomo que trabajó en Argentina. En su trayectoria como astrónomo, descubrió quince asteroides entre 1948 y 1954, además de haber estudiado algunos cometas.
Poco antes de morir Eva Perón, Itzigsohn descubrió cinco asteroides a los que los bautizó con nombres en homenaje a ella.​

ABANDERADA (#1581) – Lo descubrió el 15 de junio de 1950 desde el Observatorio Astronómico de La Plata.​
MÁRTIR (#1582) – Lo descubrió el 15 de junio de 1950 desde el Observatorio Astronómico de La Plata.​
DESCAMISADA (#1588) – Lo descubrió el 27 de junio de 1951 desde el Observatorio Astronómico de La Plata.​
FANÁTICA (#1589) – Lo descubrió el 13 de septiembre de 1950 desde el Observatorio Astronómico de La Plata.

 (*) Fermín Chávez fue un historiador, poeta y periodista argentino, discípulo de José María Rosa. Hijo de un radical yrigoyenista, Chávez cursó Humanidades en Córdoba, Filosofía en Buenos Aires, y dedicó tres años a estudiar teología, derecho canónico, arqueología y hebreo antiguo en el Cuzco. Junto con otros intelectuales católicos como José María Castiñeira de Dios se incorporó al peronismo, corriente política de la que sería militante activo durante el resto de su vida. 

(*) Enrique Oliva fue periodista y escritor, también conocido por su seudónimo (François Lepot). Trabajó para Clarín como corresponsal en Europa.Entre otras personalidades entrevistó a la ex primera ministra india Indira Gandhi y al ex primer ministro israelí Simon Peres. También entrevistó a Lech Walesa durante la huelga de los astilleros Lenin, de Gdansk, en Polonia, preludio de la caída de la ex Unión Soviética. Además, cubrió diversas giras del Papa Juan Pablo II. Formó parte de la Resistencia Peronista y dirigió el periódico “El Grasita”. Se doctoró en Ciencias Políticas, fue uno de los primeros funcionarios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), secretario general de la Universidad Nacional de Cuyo y rector fundador de la Universidad Nacional del Neuquén.

 

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre