34.7 C
General Villegas
lunes, 20 enero, 2020

Buil anunció un armado político junto a Emilio Monzó: «Será amplio a nivel nacional y provincial»

El diputado nacional Sergio Buil habló de su futuro político. Su mandato vence el 10 de diciembre y tras más de dos décadas no renovará ningún cargo. «Lo vivo con mucha tranquilidad, creo que es un tiempo que va a ser necesario, pero voy a seguir en política», manifestó.

En esa línea señaló que seguirá ligado a Emilio Monzó. «Conformaremos un espacio amplio en Provincia y en Nación. Buscaremos que sea dentro de lo que hoy es Juntos por el Cambio, pero con una mayor apertura política a gente de otros partidos», expuso. Y agregó: «Uno de los errores de Juntos por el Cambio fue haberse cerrado, no ampliar el debate y dejar de lado el sentido político que se debe tener en una gestión».

Monzó vs Vidal

El detalle no menor es que Emilio Monzó mantiene una especie de «guerra fría» contra María Eugenia Vidal, quien aspira a ser la única referente de la oposición en la Provincia de Buenos Aires. El hasta ahora presidente de la Cámara de Diputados de la Nación (dejará de serlo el 10 de diciembre) pretende disputarle ese rol a la actual gobernadora y la semana que viene tendrá su primer acto oficial en el Conurbanio Bonaerense (en Florencio Varela), en lo que será su desembarco en el territorio que tuvo vedado en estos cuatro años por orden de la gobernadora Vidal.

Era cuestión de tiempo para que el diputado volviera a pisar la provincia de Buenos Aires, después de acatar el veto impuesto por la gobernadora y refrendado por el jefe de Estado, que en estos años mantuvo un vínculo oscilante con el dirigente de Carlos Tejedor.

La vuelta de Monzó al conurbano bonaerense, en uno de los distritos emblemas del PJ, se da en medio de la reconfiguración que Vidal busca darle a su construcción política después de perder la reelección a manos de Axel Kicillof. La gobernadora quiere ser la jefa de la oposición en la provincia, respaldada por un buen número de senadores y diputados y por los lugares que negocia en estos días en los organismos provinciales que le corresponderán a la oposición macrista a partir del 10 de diciembre.

La relación entre Monzó y Vidal se resintió durante la campaña del 2015 por la estrategia política y por rencillas personales. Y terminó de quebrarse una vez que asumió como gobernadora. Desde ese momento, hubo intentos de reconciliación que quedaron en eso: solo intentos. Y Monzó fue cada vez más marginado de las decisiones oficiales del PRO, reservadas para Macri, Vidal, Marcos Peña y Horacio Rodríguez Larreta, que supo mediar en más de una oportunidad para acercar posiciones. Apenas pisó la gobernación bonaerense, Vidal le hizo saber a Monzó que lo quería afuera de la provincia. A regañadientes, el diputado acató la orden.

Los últimos dos capítulos del conflictivo vínculo entre el monzoísmo y Vidal y la Casa Rosada tuvieron lugar en el cierre de listas bonaerense y hace algunas semanas, tras el intento del diputado de avanzar por la jefatura de la Defensoría del Pueblo, acéfala hace diez años. Tras una tensa reunión con la gobernadora, previa a las PASO, el diputado entendió que no tenía lugar para sus dirigentes en las boletas de Juntos por el Cambio. Hace tres semanas, el PRO no avaló su iniciativa para quedarse con la Defensoría.

Este miércoles, en la última sesión del año, el presidente del cuerpo se quebró tras los homenajes de los principales referentes de la oposición por su gestión. En especial el de Graciela Camaño. Monzó se paró, con los ojos llenos de lágrimas, envuelto en aplausos de todo el recinto. Con excepción de Mario Negri, no tuvo palabras de elogio por parte de la bancada de Cambiemos.

En medio de ese clima, Monzó vuelve a territorio bonaerense. Tiene intenciones de competir por la gobernación en 2023.

¿Cómo puede impactar este enfrentamiento a Juntos por el Cambio Villegas?

Sabido es que Juntos por el Cambio General Villegas ha estado encolumnado estos 4 años con la gobernadora Vidal. El intendente Eduardo Campana fue uno de los «mimados» por la gobernadora, ya que la primera mandataria visitó el distrito en varias oportunidades y también lo hicieron sus ministros y funcionarios (sobre todo durante el período de la inundación).

No obstante, Sergio Buil fue siempre un poderoso aliado regional. De hecho el rivadaviense juega un importante papel a través de las reuniones del Grupo RIL Oeste Arriba, un bloque de jefes comunales del Noroeste Bonaerense que se reúnen para trabajar mancomunadamente diferentes aspectos de la gestión.

¿Qué hará Juntos por el Cambio Villegas? ¿Se inclinará por la gobernadora (hasta el 10 de diciembre) Vidal o buscarán la alternativa Monzó?

 

Fuentes: RTPE Multimedios e Infobae

 

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre