22.7 C
General Villegas
viernes, 10 abril, 2020

Transportistas: «Queremos trabajar, pero debemos priorizar nuestra salud»

Se llevó a cabo una reunión -al aire libre y respetando la distancia adecuada- en donde los transportistas, los productores y la gente del Centro de Acopiadores se juntó a hablar acerca de las necesidades y preocupaciones de todos los sectores. Se llegó a una conclusión: resulta fundamental que desde el municipio se implementen medidas de seguridad, tal como se realizan en otros pueblos: controles de temperatura y cabinas sanitarias. 

Los transportistas son un sector clave de la economía. Sin el transporte no se podría sacar la producción y llevarla a los puertos, lo cual afectaría sensiblemente la economía de la región y del país. Pero en tiempos de aislamiento obligatorio, la importancia del transporte cobra una dimensión mayor: sin ellos no habría medicamentos, alimentos y todo aquello que necesitamos para pasar la cuarentena en casa.

Mientras nos cuidamos del coronavirus en la seguridad de nuestros domicilios, los transportistas deben arriesgar sus vidas yendo a puertos en donde tienen contacto con miles de camioneros de todo el país. Además, el viaje hasta Rosario es hoy en día un auténtico tormento: los transportistas no pueden parar en ningún lugar, no pueden bañarse, no pueden comprar alimentos, son expulsados de todos los pueblos.

Por ese motivo, el Centro de Transportistas y Catravill -las dos cámaras de transporte de General Villegas- se unieron para llevar a cabo una reunión. No sólo hubo gente del sector, sino también productores (Daniel Colombo y Pierre Courreges de la Sociedad Rural del Partido de General Villegas) y del Centro de Acopiadores (Daniel Fuertes). No hubo representantes del Ejecutivo local, aunque sí fueron convocados. Es probable que hoy o en los próximos días se lleve a cabo un encuentro entre el intendente, transportistas y productores.

Durante el encuentro se habló acerca de las preocupaciones y necesidades de cada sector y se acordó acerca de la necesidad de que el gobierno local implemente medidas de seguridad como se hacen en otros pueblos: control de temperatura, cabina sanitaria y otras medidas preventivas que se requieren en este momento (como por ejemplo en los acopios).

En diálogo con FM Actualidad

Horas antes de la reunión, Gustavo Britos (Centro de Transportistas) y Oscar Oronoz (Catravill) dialogaron con FM Actualidad.

«Hemos convocado a todos los transportistas, a los pequeños, a los grandes. También invitamos a productores de Sociedad Rural, como Pierre Courreges y Daniel Colombo. Además hemos invitado a responsables de las plantas que también están preocupados por esta situación, porque son trabajadores que corren el mismo riesgo que los transportistas y están presionados por la voracidad de los dueños de las plantas, de las multinacionales o del productor agropecuario porque con este bendito DNU queda exceptuada la producción agropecuaria. Queremos hacer una reunión en la cual tomar las medidas precautorias y sanitarias. Queremos tomar determinaciones para ordenar esto porque somos nosotros quienes nos debemos cuidar y cuidar nuestra región. Estamos priorizando la salud y no nuestro bolsillo. Hay voces de todos los lugares que nos piden que se tomen esas determinaciones», manifestó Britos.

Oronoz complementó la idea de su colega: «Es entendible que haya necesidad de vender cereales, que estamos empezando la cosecha, pero creemos que hay alternativas para paliar la situación. Ya que Villegas está sano hay que tratar de prolongar eso en el tiempo. Sabemos que en algún momento el virus va a caer, pero la idea es que sea lo más leve posible. Para eso es la reunión. Primero tener el respaldo de los transportistas y sumar para que el transporte no sea el que traslade el virus. La idea es proponer cosas para lograr ese objetivo. Sabemos que hay demanda, que hay que exportar, que hay que llevar cereal al puerto porque el precio conviene. El tema es que el riesgo de ir al puerto es muy alto. Ojalá que nadie se infecte y que salga todo bien. En los puertos hay, mínimo en cada playa, 1000 o más camiones, uno al lado del otro, gente que no sabés quién es y la higiene nunca es la mejor. Son todas condiciones adversas que en este momento nos perjudicarían mucho».

A su vez, Britos comentó cómo es la odisea de viajar a Rosario en este momento: «El transportista, con estas medidas y prevenciones, está totalmente aislado en su camino a Rosario. Antes podía proveerse de alimento en distintos lugares y hoy está todo cerrado. El transportista no tiene un lugar antes de llegar al puerto donde poder higienizarse o llegar preparado para no tener contacto en las terminales portuarias. Hoy el transportista está totalmente a la deriva. Las terminales portuarias no están preparadas para esta crisis sanitaria y tampoco hicieron inversiones. A raíz de estas situaciones es que nosotros hicimos esta unidad con las dos cámaras empresarias, para tomar determinaciones. Nosotros estamos a favor de trabajar, pero debemos priorizar nuestra salud y no la voracidad. Tenemos que ordenarnos para que podamos trabajar tranquilos. Estaría bueno unificar criterios y que se tomen decisiones acertadas».

En la misma sintonía Oronoz agregó: «El transporte es vital, pero es muy vapuleado en la ruta porque no los dejan parar, comer, bañar, no los dejan hacer nada. Del otro lado no hay una respuesta a la gente que se está jugando la vida».

 

Dejanos tu comentario

Por favor ingresá tu comentario
Por favor ingresa tu nombre