5.2 C
General Villegas
martes, 27 julio, 2021

Alicia Narpe: «Se llevaron lo más importante, nuestra tranquilidad»

Alicia Narpe y Darío Traverso recibieron visitas indeseables este domingo. No se llevaron cosas de mucho valor, pero dejaron una sensación de inseguridad reinante entre los moradores de la vivienda de calle Berutti.

El domingo Alicia Narpe y Darío Traverso hicieron lo que hacen todos los domingos: salieron a dar una vuelta. Darío se recupera de las secuelas que le dejó el COVID y necesita salir a caminar. Entre las 18 y las 19.30 o 20 horas la casa queda vacía, y allí fue cuando uno o más delincuentes decidieron dar el golpe: rompieron con una piedra el vidrio de la ventana del frente de casa e ingresaron a robar.

«A plena hora del día nos entraron a casa por la ventana del frente, que está a tres metros de la vereda. Primero intentaron entrar por la ventana del dormitorio, pero como tiene mosquitero no pudieron ingresar por más que lo rompieron. No se llevaron nada más que un perfume y alguna bebida alcohólica que estaba en la heladera. También una caja con una botella de fernet grande y con un vaso que Darío se había ganado de premio en un encuentro de motos. Se llevaron lo más importante, nuestra tranquilidad», le dijo una indignada y asustada Alicia Narpe a Actualidad.

La vivienda está ubicada en calle Berutti, casi esquina Saavedra. En esa intersección hay un supermercado que funciona hasta las 20 horas. «Estuvimos preguntando, pero nadie vio nada. Los ladrones se sintieron impunes y tuvieron tiempo de revolver todo buscando dinero. Nosotros no dejamos dinero en casa», dijo Alicia.

En el lugar hay tres cámaras: la del vecino de al lado, la del supermercado y la de un vecino en la esquina. «Si bien no pueden ver nuestra casa, sí pueden ver quiénes anduvieron en la vereda con botellas en la mano», explicó la damnificada.

«Se manejaron con impunidad porque saben que no pasa nada. Creo que son de acá cerca y que sabían en qué horario no estábamos en casa. Entraron cuando todavía había un poco de luz de día y tuvieron tiempo para revolver. Ellos están tranquilos y nosotros no pudimos dormir por esa sensación de que alguien entró y estuvo entre tus cosas», afirmó Narpe.

Ahora, tanto Alicia como Darío ya piensan en colocar rejas e instalar cámaras de seguridad en su hogar. «Al final terminamos nosotros presos y ellos libres», finalizó.