11 C
General Villegas
domingo, 9 agosto, 2020

Carlos Palombo es el director ejecutivo del nuevo Hospital René Favaloro

El médico dirigió el Hospital municipal de General Villegas desde el 2007 hasta el 2014. Desde entonces, volvió a radicarse en Buenos Aires, donde ahora asume un nuevo desafío. «Me enorgullece que se hayan fijado en mí», le dijo a ACTUALIDAD

 

El doctor Carlos Palombo, que fue director del Hospital municipal de General Villegas durante el período 2007-2014, asumió como director ejecutivo del recientemente inaugurado Hospital René Favaloro, que se encuentra en La Matanza.

Desde hace seis años Palombo volvió a radicarse en Buenos Aires, pero sus hijos continúan viviendo en nuestra ciudad, por lo que el profesional continúa teniendo un estrecho vínculo con General Villegas.

Hace aproximadamente un mes y medio fue convocado por el Ministerio de la Salud de la Nación para dirigir el Hospital Favaloro, cuya obra había quedado inconclusa desde 2015, luego de la asunción de Mauricio Macri como Presidente y María Eugenia Vidal como gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, ya que «la decisión por ese entonces fue la de no continuar con la construcción de nuevos hospitales, sino reparar los viejos», recordó Palombo.

En este contexto, un sector del René Favaloro «trabajó por cuatro años de 9 a 15 horas, atendiendo a embarazadas y niños. Ahora ya funciona como Hospital durante las 24 horas con consultorios externos, guardia pediátrica y de adultos, diagnóstico por imágenes, laboratorio, internación y 14 camas de terapia intensiva», detalló el profesional.

Respecto a su rol, sostuvo que «me enorgullece y gratifica que se hayan fijado en mí para semejante proyecto. Es un desafío muy grande», manifestó.

Palombo ejemplificó que el René Favaloro «tiene una gestión muy parecida al Hospital El Cruce o el Garrahan»; y dijo que «por su ubicación geográfica en La Matanza, está muy cerca de Morón y Merlo, por lo que va a atender pacientes de tres distritos, en una zona de nivel medio y medio-bajo, con asentamientos de mucha carencia a su alrededor».

Destacó que el Hospital «va a recibir a cualquier paciente, con una guardia abierta y una terapia intensiva preparada»; y aclaró que en este momento se encuentra en una primera etapa, «aunque va a terminar siendo de complejidad».

«En esta puesta en marcha contamos con 60 camas y un equipo de 320 profesionales, hecho que seguramente va a descomprimir a hospitales de alrededor. Pero estimamos que a fin de año se va a terminar el edificio, se va a incorporar la aparatología necesaria y para entonces llegaríamos a 1200 personas trabajando en salud», agregó.

El ex director del Hospital de General Villegas se mostró satisfecho con la tarea asumida, que ha demandado un exhaustivo trabajo en el último tiempo y seguirá de la misma manera pensando en las etapas que aún quedan por delante.

Con expectativa en este nuevo rol, continúa además siendo parte del Hospital de Vicente López, que en el marco del COVID-19 sólo está atendiendo urgencias; y también atiende en su consultorio privado como médico cardiólogo.

Con el Presidente en videoconferencia

El Frente de Todos descubrió este martes la placa que lleva los nombres de Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner, Axel Kicillof, Verónica Magario y Fernando Espinoza.

«Cuando lo recorrí hace un tiempo me resultó muy difícil de entender que un Gobierno lo haya abandonado. Le dije a Gabriel (Katopodis) que lo pusiera en marcha y es un ejemplo de decisión y perseverancia», dijo Alberto Fernández en videoconferencia desde Olivos. Y anunció una pronta visita. También advirtió, respecto de la pandemia, que «estamos muy lejos de resolver el problema».

La vicegobernadora bonaerense Verónica Magario fue una de las primeras funcionarias en llegar al Hospital. De a poco fueron llegando el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. En Olivos, vía videoconferencia, estuvieron (además del Presidente) el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el de Salud, Ginés Gonzalez García y su vice Carla Vizotti; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Desde las provincias que gobiernan y por vía remota participaron del acto el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich; el de Santa Fe, Omar Perotti; el de Córdoba, Juan Schiaretti y el intendente de Mar del Plata, el opositor Guillermo Montenegro. Todos agradecieron la colaboración del Estado, porque en sus distritos se construyeron hospitales modulares con el apoyo de Nación.

El momento emotivo

Gabriela Hamilton, directora de servicios técnicos asistenciales del hospital, se puso al hombro de la resistencia dentro del Favaloro durante el macrismo. No fue fácil: los médicos se iban yendo a otros trabajos porque la construcción estaba frenada y ella pasó a dirigir el hospital, que siguió atendiendo guardias con el apoyo del municipio. También fueron difamados por la prensa opositora, que llegó a llamarlos «okupas».

Aunque se reconoce como una mujer «dura» porque trabajar en salud pública la llevó a armar cierta coraza, no pudo evitar la emoción al hablar. «Cuatro años, nueve meses y siete días esperé este momento», le dijo al Presidente, que luego la elogió por su perseverancia. Ahí se le cayeron las lágrimas. «Me emocionó la apertura, y el reconocimiento hacia alguien que sólo realiza su trabajo de la mejor forma posible. Una hace las cosas sin esperar esos reconocimientos, pero los mimos siempre son buenos al alma y más en mi caso, cuando se une a toda una vida dedicada a la Salud publica», dijo.