22.6 C
General Villegas
lunes, 28 septiembre, 2020

«Como no lo resolvimos políticamente, ahora lo resolverá la Justicia»

Carlos Pardo, concejal del Frente de Todos, dialogó con Actualidad e hizo alusión al episodio vivido por la fotógrafa Ivana Boccio, quien en su cuenta de Facebook denunció a un productor agropecuario por fumigar cerca de su propiedad. El edil volvió a traer a colación la polémica ordenanza que regula el uso de agroquímicos -aprobada recientemente- y que establece una zona de exclusión de 40 metros. «Cuando aparezca la sentencia de un juez, los que creían que nosotros exagerábamos con 300 metros van a decir que eso era moderado», advirtió. 

 

La denuncia tomó inmediata notoriedad pública, sobre todo porque la mencionada vecina de General Villegas detalló que tanto ella, como su pareja y sus mascotas sufrieron algún tipo de consecuencia física (vómitos, dolor de garganta y de cabeza). De hecho Boccio terminó hospitalizada al presentar un cuadro de intoxicación. En el nosocomio la medicaron y recibió oxígeno.

Este episodio volvió a traer a colación un tema que causó una enorme controversia: la aprobación del proyecto de ordenanza del oficialismo que establece una zona de exclusión para la aplicación de agroquímicos de apenas 40 metros. Todo el arco opositor y un nutrido grupo de vecinos autoconvocados expresó su repudio a la aprobación de dicha ordenanza.

Uno de las principales voces que se pronunció en contra de esa ordenanza fue la del concejal del Frente de Todos Carlos Pardo, quien en su momento advirtió que si la cuestión no se resolvía políticamente se iba a resolver judicialmente. El tiempo parece haberle dado la razón porque ya hay, al menos, dos denuncias en curso.

«40 metros de prescripción total entre donde vive la gente y donde se comienza a fumigar es demasiado poco. Lo expliqué en la sesión donde lamentablemente se aprobó el proyecto del oficialismo. Quiero hacer una salvedad: si tenemos aplicadores irresponsables, propietarios irresponsables y no tenemos los controles que corresponden, más allá de la zona de exclusión que se quiera plantear el problema va a seguir existiendo. Hay que apelar a la responsabilidad de todos los sectores involucrados y también hay que apelar a la responsabilidad del vecino que, ante una situación como ésta, lo que tiene que hacer es la denuncia y que cada cual se haga responsable penalmente por las acciones que lleva adelante», argumentó Carlos Pardo.

Y agregó: «En esa sesión dije que si esto no se resolvía políticamente se iba a resolver judicialmente. Y judicialmente todas las sentencias han tenido como fundamento legal el derecho precautorio. Hay infinidad de estudios que dicen que 40 metros es irrisorio y que se va a perjudicar la salud de los que vivan dentro de esa distancia y, por otro lado, hay estudios que dicen que haciendo las aplicaciones como corresponde no hay riesgos para la salud. Ante esa disyuntiva, un juez aplica el derecho precautorio porque la Constitución Nacional dice en el artículo 41 que todos tenemos derecho a tener un ambiente sano y saludable. Ante la duda el juez va a aplicar el derecho precautorio para defender el bien más preciado, que es la salud de la población. Han habido montones de fallos que van en ese sentido. Cuando aparezca la sentencia de un juez, los que creían que nosotros exagerábamos con 300 metros van a decir que eso era moderado».

«Como no lo resolvimos políticamente esto va a terminar en una vía judicial. La Justicia es el último resguardo de garantía constitucional de todos los ciudadanos, así que se resolverá ahí y se determinarán las responsabilidades. Ahora empiezan a tallar otras cuestiones y creo que vamos a tener que rever esta ordenanza que ni siquiera ha sido promulgada por el intendente. Estamos en manos de decisiones judiciales, cuando en realidad lo teníamos que resolver políticamente. Tenemos que ser responsables como comunidad, no podemos hacer primar el interés económico por sobre los demás intereses. Todos los intereses son importantes: el económico, de la salud, de las fuentes de trabajo que hay que cuidar», reflexionó Pardo.

Y añadió: «Tenemos que ser conscientes que vivimos en una zona agropecuaria, pero también tenemos que ser conscientes que todos vivimos acá: los productores, los que no son productores, los que brindan servicios al campo, los que no brindan servicios al campo. Todos tenemos que convivir armoniosamente. Lamentablemente cuando aparece un irresponsable, como en este caso, lo resolverá la Justicia».

Publicación de Ivana Boccio en su cuenta de Facebook

«No tengo su teléfono pero la verdad que no pensé que usted iba a envenenarnos de nuevo este año, el año pasado lo dejamos pasar, entendemos que quiere mejorar sus rindes, le cuidamos el campamento y su silo bolsa, porque si los perros torean salimos a ver si anda alguien en sus cosas, hoy vino y nos tiro veneno con todo…el que me conoce sabe que yo no molesto a nadie, amo las plantas y los animales, tuve que entrar porque era insoportable estar afuera, todos empezaron a estornudar, un perro vomito y el dolor de garganta y cabeza que tenemos no sé lo deseo, yo cambio las plantas que se me secan, pero sabe que no quiero que siga matándolas y quiero salir y poder respirar. Con todo respeto deje de fumigar con productos tan fuertes. El que quiera venir a envenenarse un rato vengan … es imposible y si mañana sale el sol quien lo aguanta…Usted cree que es así, y los políticos que hacen????? Uno como es educado se calla, quien me defiende como ciudadana, a mi familia y mis bichos?? Todo el sábado mi hija encerrada … por lo menos usé el producto permitido.. usted sabe bien que no está haciendo lo correcto. Lo lamento mucho, no lo denuncio porque es de gusto…acá la justicia no EXISTE, y ademas ya nos arruinó el fin de semana. No se va a llevar nada cuando se vaya Señor, solo su accionar. Atte. Ivana Boccio», escribió.