19.8 C
General Villegas
viernes, 25 septiembre, 2020

«La única manera que se puede cortar esta ola de transmisión es quedándose en casa y no tener contacto con nadie»

Lucrecia Ghiorzi es una joven oriunda de Villa Sauze actualmente radicada en Intendente Alvear, provincia de La Pampa. Ante la delicada situación sanitaria que atraviesa la vecina localidad pampeana, Lucrecia advierte sobre la importancia de tomar consciencia para evitar contagios.

Luego de terminar sus estudios de Psicología en Córdoba Capital, Lucrecia Ghiorzi se instaló en Intendente Alvear desde el 2014. Está casada y tiene una niña de dos años y medio. Desde que se decretó la fase 1 en Alvear solamente salen a buscar lo esencial. «Estamos adentro, sin tener contacto con nadie. Creo que es la única manera», le dijo a Actualidad.

Intendente Alvear es el epicentro del brote de coronavirus que golpea duramente al territorio pampeano. Hasta ayer, la Provincia registraba más de 410 casos positivos. De ese total, más de 120 pertenecen a vecinos de Intendente Alvear.

Por su cercanía geográfica con Villa Sauze -y los permanentes vínculos comerciales, laborales y sociales entre ambos pueblos-, la situación de Intendente Alvear alerta a todo General Villegas.

«Es preocupante lo que está pasando. En una semana pasamos de no tener casos hasta hoy que tenemos más de 120 casos. Al ser una población chica los contactos estrechos son muchos. Aparte estábamos en fase 5 y entonces los contactos son más. Además, a los negocios va todo el pueblo, si va una persona que después da positivo hay que aislar a un montón de gente. Hay muchos positivos y muchos aislados, casi que todo el pueblo está aislado por tener algún contacto estrecho positivo», explicó Lucrecia.

Más allá de la situación sanitaria complicada, la joven oriunda de Villa Sauze manifestó que la gente de Alvear está contenida porque «hay un equipo de salud de Provincia ya que el Hospital no daba abasto. También están colaborando los grupos especiales de seguridad porque casi todo el equipo policial está aislado ya que hubo un positivo. Por ese lado uno está tranquilo, porque se están ocupando y porque no nos dejan solos. Al menor síntoma te tenés que comunicar y te dan un turno para hisoparte. Ahora volvimos a fase 1. Los negocios indispensables están cerrando, por su seguridad. Asusta mucho lo que está pasando».

Los pacientes leves son derivados a hoteles de Pico y Santa Rosa para poder controlarlos mejor y hacerles el seguimiento que corresponde en caso de que los síntomas se agraven.

«Acá hubo que tomar consciencia de la importancia de no tener más contacto con nadie para poder cortar esto. Es la única manera que se puede cortar esta ola de transmisión: quedándose en la casa y no teniendo contacto con nadie. No toda la gente lo entiende, no toda la gente lo cree. Hasta ahora no teníamos casos pero esto ya tomó otro estado y la gente tiene que aislarse, no queda otra. Que la gente de Villegas tome consciencia», advirtió Lucrecia Ghiorzi.