17.9 C
General Villegas
lunes, 19 abril, 2021

Laura Carelli y Silvia Álvarez: «La palabra que le cabe a este gobierno es desidia»

Laura Carelli y Silvia Álvarez, concejales del bloque del Frente Renovador, visitaron los estudios de FM ACTUALIDAD para referirse a dos temas puntuales: el presupuesto 2019 (que se tratará en el Concejo Deliberante en una sesión extraordinaria que tendrá lugar mañana) y la situación del relleno sanitario.

 

Presupuesto

Este viernes se tratará, en una sesión extraordinaria, el presupuesto para el Ejercicio 2019. Además, se tratará la ordenanza tributaria (con el acompañamiento de los mayores contribuyentes) para actualizar los valores de las tasas que cobra el municipio (la tasa vial tendrá un incremento del 53%) y poder recaudar lo necesario para cumplir con las obligaciones del gobierno.

«Es un presupuesto millonario», dijo Laura Carelli en referencia a los $1.102.819.024,54 que constituyen el presupuesto de General Villegas para el año que viene. «Se cumplen 3 años que venimos con un municipio ajeno a las obras. Lamentablemente este presupuesto carece de obras. Lo que el vecino necesita es ver reflejado su aporte, a través de los impuestos, en obras, limpieza, asistencia, deporte, salud y cultura. Pasó un año más y ese tributo no se refleja en una ciudad mejor», criticó Carelli.

 

Contaminación sin control

Para la legisladora Silvia Álvarez el relleno sanitario es un basural a cielo abierto que contamina sin control.

«Vemos que todo el trabajo que se había comenzado en 2010/2011 con la separación orgánica de los residuos en el domicilio se dejó de hacer. Antes se separaba entre residuos secos y residuos húmedos. En el relleno se trabajaba haciéndose las cavas, después se ponían las membranas selladas para que los líquidos que larga la basura al descomponerse no pasen a las napas. No vemos que esto se esté haciendo en forma correcta», esgrimió Álvarez.

Y añadió: «No están haciendo el trabajo adecuado para que los residuos no contaminen. Vemos que se sigue amontonando basura. No están pudiendo resolver este tema, ya que las mismas metas que se pusieron para el área de Medio Ambiente en el 2018, se copiaron exactamente para el 2019. No han podido cumplir los objetivos y los resultados están a la vista: todo el amontonamiento de los residuos en lo que nosotros llamamos relleno sanitario, pero que sigue siendo un basural».

Para Carelli, este problema es muy grave y tiene un claro impacto ambiental y sanitario: «Hay falta de trabajo, abandono y desidia en el tratamiento de la basura. Nosotros observamos y fotografiamos el estado de abandono y el no cumplimiento de la ley a la que el municipio adhirió. Lo que actualmente se visualiza es un basural a cielo abierto. Esto está prohibido por el impacto sanitario y socio ambiental en una población cercana. Hay una firme intención de quemar basura. Es muy grave ver esas montañas de basura. Por eso presentamos un pedido de informe, para marcar una deficiencia en el servicio que está teniendo el municipio en cuanto al control de la basura».

Pero Carelli fue más allá de las montañas de residuos y la quema de basura, y denunció la presencia de roedores y su posible incidencia en la salud de la población. «Esto es muy serio, es grave. Este municipio se maneja con slogans, utilizan frases como hacer prevención en salud, pero después no lo cumplen. Están jugando con la salud, están jugando con la gente, están jugando con un tema muy importante: el mal manejo de la basura», disparó.

No contenta con eso, la concejal Carelli sostuvo que «desde el año 2016 ellos vienen advirtiendo que van a cambiar las formas del tratamiento de la basura. Este gobierno nos vende humo y no hace nada en concreto. Ojalá en el 2019 podamos ver que el relleno sanitario funcione como tal. Ya pasaron 3 años. Se nos ha criticado a nosotros, pero nosotros tuvimos la iniciativa y el puntapié inicial de comenzar con la separación de residuos, cosa que no se continuó».

En esa misma tónica, Silvia Álvarez sumó al comentario de su compañera de banca: «Es una lástima que en estos 3 años no se trabaje de la manera en que se venía trabajando. Esto nuevamente es un basural a cielo abierto con los problemas que le traen a la población: roedores y basura dando vueltas por todos lados».

 

Balance del año

Para ambas legisladoras el 2018 fue positivo y se mostraron entusiasmadas con la actividad política y legislativa del 2019.

«Vamos a seguir marcando los errores de omisión, las cosas que no se están haciendo. Lo que marcamos son cosas que se venían haciendo y que se dejaron de hacer. Hay desidia y abandono de los pueblos, de la cultura, del deporte y del Hospital. Esa es la palabra que le cabe a este gobierno: desidia. Hay abandono en las actividades que se venían realizando. No hay interés, ni voluntad», concluyeron.