12.3 C
General Villegas
martes, 29 septiembre, 2020

Nena baleada: la familia Lucero denunció a la Policía y se abrió un sumario para establecer responsabilidades

Finalmente la familia Lucero denunció a la policía ante la Ayudantía de Fiscalía local por los impactos de bala que sufrió su hija de 13 años en el momento que detuvieron a su hermano.

En diálogo con ACTUALIDAD Paola Velázquez, su mamá, había dicho que «un policía la agarró de los hombros y la tiró contra el portón. El otro policía tiró y le pegó 6 perdigonazos en la pierna.»

No hay una explicación oficial a lo sucedido el sábado, cuando efectivos locales detuvieron en una vivienda de barrio La Trocha a Damián Lucero. En el operativo su hermana de 13 años sufrió lesiones de balas de goma.

Sí se sabe que tal como rigen los protocolos de rigor se inició un sumario interno para establecer la responsabilidades en el operativo.

Los padres de la niña y unas 50 personas -entre familiares, amigos y miembros de organizaciones sociales- se movilizaron el domingo frente a la Comisaría, pidiendo explicaciones. En la mañana del lunes radicaron la denuncia en la Ayudantía de Fiscalía local.

Ni el Jefe de la Policía Comunal, César Colareda; ni el Jefe de la Estación de Policía, Carlos Mattioli, dieron información oficial de lo sucedido: tienen indicación de no hacerlo desde la Jefatura Departamental de Trenque Lauquen.

Damián Lucero, que este sábado junto a dos menores de 16 años de edad golpeó y robó un teléfono celular a Diego Emmanuel Zárate (24), continúa en sede policial en carácter de aprehendido.

En el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19 no fue trasladado a Trenque Lauquen, pero habría prestado declaración indagatoria vía plataforma virtual; y se aguarda cuáles serán las medidas que se indiquen desde la justicia, si la detención efectiva o la libertad.

Lucero cuenta con antecedentes, según las mismas fuentes policiales consultadas: «Desde el año 2016 hasta la actualidad tiene causas en su haber por Hurto, Robo, Usurpación y Resistencia a la Autoridad y Amenazas», dijeron.

Este sábado, luego de golpear y robar a Zárate fue reducido en su domicilio, en medio de una tensa situación que terminó con una de sus hermanas, de 13 años de edad, herida de balas de goma, situación que la familia del acusado denunció en la Ayudantía de Fiscalía local.

La justicia ya está interviniendo en este tema. Mientras tanto, el efectivo que efectuó los disparos no ha sido separado de su cargo.

Crónica de una mañana agitada
El hecho por el que Lucero terminó aprehendido ocurrió alrededor de las 9 de la mañana de este sábado, en la esquina de Mitre y Brown.

Allí, junto a dos menores y luego de golpear al denunciante, le sustrajeron un teléfono celular y se dieron a la fuga a bordo de una moto tipo Cross. Perseguidos por la policía llegaron al barrio La Trocha, donde viven.

En este contexto, los dos menores de 16 años se «descuelgan» del rodado en las calles Monte Santiago y Tacuarí, donde fueron aprehendidos. La persecución continuó hasta Puesto del Márquez y Pichincha, donde se detuvieron Damián Lucero y recuperaron el celular sustraído. También secuestraron la moto Zanella 200 cc. en la que se movilizaba.

El Fiscal Fabio Arcomano, a cargo de la UFI N° 6 del Departamento Judicial de Trenque Lauquen interviene en la causa, caratulada «Robo en poblado y en banda, agravado por la participación de menores de edad, amenazas, atentado y resistencia a la autoridad».Las cámaras de seguridad de la esquina de Mitre y Almirante Brown, donde se produjo el robo; y otras ubicadas en las inmediaciones del domicilio de Lucero, mostrarían lo ocurrido durante la mañana de este sábado.

Tras los reclamos de familiares y allegados frente a la comisaría y la información entre dientes que se filtra desde las fuerzas policiales, son muchas las certezas que podrían dar la difusión pública de esas imágenes.

No basta que la Justicia, entre otros elementos, analice las imágenes en el marco de la investigación que se está llevando a cabo. La comunidad, en definitiva para quién trabajan, exige y merece que alguien -policías, jueces, el Estado en definitiva- le de las respuestas disponibles sin tantas dilaciones.